Desde temprana hora del domingo empezaron a surgir las quejas en redes sociales, sobre todo en Twitter, contra el banco, dado que señalaban que el sistema estaba caído. El problema al parecer fue a nivel nacional, pues los reclamos eran de diferentes estados.

Los usuarios indicaron que no podían pagar con tarjetas en terminales punto de venta, ni retirar efectivo de cajeros automáticos, ni pagar en comercio electrónico, ni realizar transferencias, ni consultar saldos. Ello provocó el malestar de los clientes, quienes empezaron a exigir una respuesta y a preguntar de qué forma el banco iba a resarcirles el daño.

Otros pedían la asesoría de la Condusef, misma que sugirió guardar los comprobantes de todos los movimientos. Unos más expresaron que al día siguiente cambiarían de banco.

Citibanamex emitió un breve pronunciamiento en el que aseguró que “nuestra prioridad es la seguridad y atención de nuestros clientes. Estamos atendiendo las intermitencias generadas el día de hoy en algunos de nuestros servicios de débito”.

Añadió: “Informaremos oportunamente de la solución a esta situación a través de nuestros canales digitales y telefónicos”.

Antes de las 20:00 hrs la institución financiera anunció que los problemas habían sido solucionados.

El viernes, ¿retrasos en pagos?

Esta situación se dio en medio de las fallas que, desde el pasado 27 de abril, algunos bancos como Banorte presentaron en sus sistemas de conexión al Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI) que controla el Banco de México (Banxico).

El mismo Citibanamex, uno de los bancos más grandes de los que operan en el país, dio a conocer el viernes que ese día hubo retrasos en determinados pagos interbancarios enviados o recibidos por los clientes.