Siempre es recomendable actualizar todo tipo de software para estar al día en la corrección de fallos o grietas del mismo. Las recomendaciones indican descargar las actualizaciones directamente del fabricante y no de otros sitios para evitar la obtención de código malicioso en los equipos.

La empresa de Asus no es la excepción en hacer dicha petición a sus usuarios para estar a la vanguardia, pero ¿qué sucedió con ASUS Live Update?

Kaspersky, el gigante de las investigaciones en seguridad informática y de información, luego de un lapso laboral descubrió un fallo en el sistema de actualización de Asus. Esto dio lugar en enero del presente año.

“Durmieron al velador.”

Se trata de código malicioso incrustado en servidores de la empresa Asus, este a su vez se disfrazó de la herramienta Asus Live Update para hacer creer su legitimidad y que se ejecutara sin algún inconveniente.

Las personas creadoras de la infección desconocían la cantidad de equipos que podrían afectar con su acción realizada ya que ellos lo estimar para un cliente especifico. El código lleva consigo mismo instrucciones para afectar alrededor de 600 sistemas que se identifiquen con cierta dirección MAC. Recolectar la información de la computadora es el fin este ataque.

No hay cifra exacta de los equipos que fueron dañados a consecuencia del fallo, pero se estima la afección de aproximadamente un millón de ordenadores Asus.

Por su parte, Asus niega que la infección se halla situado dentro de sus servidores y se ha opuesto a hablar de la situación.

Para concluir, Kaspersky, la empresa de seguridad, hace un atento llamado a manera de petición para que todas las personas que cuenten con computadoras Asus procedan a desinstalar, al menos por ahora, Asus Live Update y dejar correr las actualizaciones de Windows. La herramienta se reinstalaría hasta que la firme de solución eficaz a la brecha de seguridad encontrada.

El malware, a través de troyanos y sus disfraces, cada vez aumenta su parecido con el software autentico, por ello es importante corroborar la información del contenido en los sitios oficiales. Los usuarios, luego de esta falla directa del fabricante, debemos ser cautelosos al ejecutar cualquier tipo de software y estar informados sobre cómo reaccionar ante situaciones como esta.